Salvemos a las abejas #SOSabejas

Greenpeace está llevando a cabo una campaña para salvar a nuestras amigas las abejas. Para ello debemos firmar una petición:

FIRMA AQUÍ:

bee-traveler-small

 

Esto es lo que está pasando (Fuente Greenpeace)

El problema del declive de las abejas

Desde finales de los años 90, apicultores de todo el mundo, sobre todo de Europa y América del Norte, han observado la misteriosa y repentina desaparición de las abejas, y han informado de tasas inusualmente altas de descenso en las poblaciones de las colonias de abejas melíferas.

Las abejas no solo hacen miel: al polinizar cultivos, son claves para la producción alimentaria. Los abejorros, otras abejas silvestres e insectos como las mariposas, las avispas y las moscas proporcionan también valiosos servicios de polinización.

De los insectos polinizadores, depende un tercio de los alimentos que consumimos, entre ellos, hortalizas como los calabacines, frutas como los albaricoques, frutos secos como las almendras, hierbas aromáticas como el cilantro o aceites comestibles como el de colza. Sólo en Europa, más de 4000 cultivos depende de esta labor tan esencial de los polinizadores, pero también los ecosistemas en general. No obstante, mueren cada vez más abejas. El descenso en las poblaciones de abejas afecta también a los seres humanos. Nuestras vidas dependen de las suyas.

El impacto de la agricultura industrial en las abejas

Una de las amenazas más importantes para las abejas son los plaguicidas químicos tóxicos utilizados en la agricultura. Varios de ellos tienen efectos letales sobre las abejas; especialmente los que pertenecen al grupo químico conocido como «neonicotinoides». Estas sustancias químicas afectan el sistema nervioso central de las abejas y otros insectos polinizadores y pueden provocar el envenenamiento agudo y crónico, tanto individualmente como en colonias enteras.

Las abejas podrían envenenarse al consumir polen y néctar contaminados mientras se alimentan en cultivos tratados con estas sustancias o flores silvestres contaminadas debido a las labores agrícolas, y también cuando nutren a sus larvas con un alimento tóxico.

Además de estos peligrosos plaguicidas, las abejas se están debilitando como consecuencia del cambio climático, los parásitos y las enfermedades. Sin olvidar los paisajes de monocultivos que crea la agricultura intensiva, que llevan a una pérdida de la biodiversidad y la disponibilidad de alimento y hábitats intactos para las abejas silvestres y otros polinizadores.

MÁS INFORMACIÓN

#SOSabejas

salvemos_abejas_370x221px

Anuncios

Un pensamiento en “Salvemos a las abejas #SOSabejas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s